Prueba Yamaha MT-09

Carmona, Mt-09, MT-Tour, Prueba, Review, Roberto, Yamaha -

Prueba Yamaha MT-09

Antes de todo quisiera agradecer a mi compañero de aventuras moteras la oportunidad que me ha brindado para realizar esta prueba y publicarla en su página web, la cual está en sus comienzos y no todos los inicios fueron fáciles, también quiero aclarar que este es mi primer “review” y aún no tengo la suficiente experiencia como para hacer un texto tan elaborado como alguna página web especializada de este mundo motero y por supuesto le pondré ganas para que todos tengáis una gran información sobre esta fantástica moto y ojalá que con mi humilde opinión lleguéis a decantaros entre alguna de las opciones del mercado que tengáis en vuestra mente o simplemente leáis para informaros.

Pues sin más dilación comencemos a analizar esta Yamaha la cual me ha dejado un buen sabor de boca ya que me recordó a mi primera moto “gorda” que fue una superventas como es la Kawasaki Z750. El día de la prueba no pudo ser mejor ya que se realizó en el circuito de Jerez en un evento organizado por “Yamaha España” y con la colaboración de “motos Payán” que pusieron a nuestra disposición dos modelos de Yamaha como son la mt-09 y su hermana pequeña la mt-07, yo me incliné por la potente mt-09. Se organizaron tandas para ambos modelos y controlados por un monitor que iba en cabeza cuyo ritmo era más bien lento, al menos para mí, aunque te permitía en algún tramo del trazado jerezano exprimirla y sacarle jugo a nuestra montura. Al acercarme a ella destaca el elevado depósito de combustible y su faro situado algo más bajo y cuyo conjunto le brindan un aspecto un tanto streetfighter o digamos un poco jorobada ,por cierto un diseño que me encanta. Su manillar es cónico a doble altura aunque bastante plano, lo suficientemente ancho como para manejarla a nuestro antojo, aunque con un radio de giro poco generoso.

Seguimos con el asiento plano y corrido en su totalidad como si de una moto de enduro se tratara aunque más ancho y mullido, a 815mm del suelo lo que significa que con una talla media se llega bien. Por el tiempo y la forma en que lo pude probar, no tuve ningún atisbo de fatiga en mi trasero, pero apuesto que echándole kilómetros pronto aparecerían estos síntomas como buena naked que es. El asiento dispone de un asidero tipo cinta para el pasajero (obligatorio por normativa si la moto no dispone de asas en el colín). Para terminar con la estética quiero resaltar que el piloto trasero no es tan elaborado como el resto de las piezas de la moto y la verdad no pega mucho con el conjunto, me resulta raro ya que Yamaha suele tener un nivel de acabados excelente. 

 

Al subirme en ella la postura no es a lo que estamos acostumbrados cuando pensamos en una naked, si no que estamos ante una moto innovadora en cuanto a la postura  que está a medio camino entre una supermotard, por la postura de nuestro cuerpo y brazos, y de una naked deportiva por la parte de las piernas, que sufren un poco ya que las estriberas están notablemente retrasadas sin llegar a ser incómodas y a la que te acabas acostumbrando.


Pasando a hablar del motor, me parece extraordinario, la parte ciclo está a buen nivel y en contrapartida las suspensiones son bastante blandas.
El motor es un tricilíndrico en línea de 847 cc refrigerado por líquido y alimentado por inyección electrónica con 115 cv a 10.000 rpm con tecnología crossplane y 87,5 Nm de par a 8.500 vueltas, cuenta con “ride by wire” y el accionamiento del embrague es por cable. El tacto del motor es tan fino que parece que llevamos una moto eléctrica en conducción normal y a partir de las 7000 rpm saca a relucir todo su potencial.
El depósito no llega a los 14 litros y, por lo tanto, la autonomía está bastante limitada llegando a superar levemente los 200 km. Con uso mixto de ciudad-carretera el consumo medio llega a los 6 litros y, lógicamente dependerá del tipo de conducción, aunque no creo que nadie obre milagros en cuanto a reducción de consumos.


El chasis está formado por dos vigas de fundición de aluminio que se unen atornillados a la pipa de dirección. El basculante asimétrico también es de aluminio lo que hacen que el conjunto se sitúen en unos 220 kg en orden de marcha y su facilidad de conducción me ha convencido.


Los retrovisores no
tienen mucho campo
de visión pero sí el suficiente.
El sonido del escape recortado tiene una baja rumorosidad en ralentí y a bajas revoluciones pero a altas velocidades
moto no suena y predomina el ruido del aire en nuestro casco y sólo oímos algo de ruido proveniente de la admisión al acelerar fuertemente.


Al pasar a hablar de las suspensiones siento decir que me llevé una decepción. Yamaha tiene por costumbre montar en sus motos unas suspensiones más bien blanditas a no ser que adquiramos un modelo de alta gama.

Este modelo monta una horquilla invertida con barras de 41mm, con ajuste de precarga y 137 mm de recorrido. El amortiguador trasero es regulable en precarga y rebote y 130mm de recorrido. Cabe decir que si ponemos un poco mas de precarga en ambos trenes el comportamiento mejoraría notablemente.
Llegando al apartado de los frenos decir que monta unas pinzas monoblock de cuatro pistones en el tren delantero que tan buen resultado le ha dado a Yamaha y muerden unos discos de 298 mm ,la rueda trasera es frenada por una pinza de un solo pistón y un disco de 245mm, ambos trenes gestionados con ABS. Quisiera hacer un inciso en cuanto a la frenada , que ,aun sabiendo que frenan con un buen mordiente, he de decir que el sistema ABS no es nada aconsejable para su uso en circuito ya que mi experiencia no fue del todo grata. Algunos os preguntaréis por qué, pues por la sencilla razón que al llegar a final de recta a unos 215km/h y echarle mano a la maneta y frenar a muerte la horquilla hizo tope y acto seguido el ABS entró en acción con la consecuente alargada de frenada llegando casi hasta la grava y aunque la rueda delantera no llegue a bloquear el módulo del ABS detecta diferencias de velocidad entre ambas ruedas al elevarse un poco la trasera y de ahí su accionamiento inesperado, mejor no os digo donde se “me pusieron”. Desde aquí hago una “sugerencia” a todas las marcas de motos para que el ABS sea desconectable a gusto del usuario.


Unos neumáticos Bridgestone battlax bt-023 de 120/70 R17 y 180/55 R17 delante y detrás respectivamente son los encargados de nuestro agarre.
Con el panel de instrumentos Yamaha ha vuelto a salirse de lo habitual situándolo en la parte derecha de nuestro manillar y de fabricación asimétrica y en el hueco dejado por la situación de éste se ubica el clausor del contacto. El cuadro es completamente digital cuya información es bastante completa para lo que nos ofrece pues cuenta con indicador de marcha engranada, cuentarrevoluciones en segmentos y sus números son mas bien pequeñitos y cuestan verlos de un simple vistazo, un ordenador de a bordo con indicación de kilómetros totales, dos parciales, consumo instantáneo y medio, hora, combustible, etc. Además nos muestra la configuración de motor que tenemos seleccionada: STD, A o B. Estos modos de potencia se accionan en la piña izquierda del manillar mediante una leva y el botón de arranque no es propiamente un botón sino que hay que deslizar el botón hacia abajo. Un detalle que no me gustó fue que para acceder a toda la información del cuadro hay que soltar la mano izquierda del manillar para accionar el pulsador que está situado en el dicho cuadro.
En estos tres mapeados de potencia de motor he de decir que siempre que accionemos el contacto aparecerá por defecto el modo STD el cual aconsejo para un uso normal, si seleccionamos en modo A nos entrega la máxima potencia y par y saca toda la mala leche que lleva dentro y si te descuidas la rueda delantera se eleva con una facilidad sorprendente , por último si preferimos el modo B (recomendable para ciudad y climatología adversa) éste nos reduce la potencia a un 75% y la entrega de potencia la hace más dócil. He de decir que entre el modo STD y A apenas he notado diferencia en cuanto a potencia.



En resumen he de decir que si buscas una moto con una buena estética, postura cómoda para usar a diario y que cumpla bien en ciudad y carretera y alguna entrada esporádica en circuito es un modelo muy a tener en cuenta y os invito a que la probéis y os convencerá sin tener que rascarse mucho el bolsillo.

A FAVOR:
-MOTOR EXCEPCIONAL CON CARÁCTER Y BUEN PAR
-ESTÉTICA AGRESIVA
-LIGERA Y ESTABLE
-BUENA FRENADA

EN CONTRA:
-SUSPENSIONES ALGO JUSTAS
-BAJA AUTONOMÍA
-INSTRUMENTACIÓN CON DÍGITOS ALGO PEQUEÑOS.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados